Poema en remojo

7/14/2015 11:28:00 a. m.


Se me agotaron los verbos que usaba para escribirte y decirte, por ejemplo, que tu cabello era una cama de apamates en flor.

Se me agotaron la ganas de verte e inundarme la boca de versos hasta que lloviera una tormenta de deseos que agotaran tus ganas de empujarme al borde del abismo que implica mirarte y renacer.

Te he escrito más veces de las que te he dejado y he muerto de ganas de verte y he agonizando por susurrante al oído que te extraño, que siempre has sido tú y que te sienta bien enloquecer a mi lado y que te dan ganas de pintar y que te den ganas de regalarle al mundo la magia que creas cuando decides ser poeta.

Pero se me agotaron las palabras que hablan de ti, se me escurrieron los poemas tristes y estoy en el punto medio entre retroceder y avanzar porque en ambos lados te veo en la distancia.

Pero para ser sincera, lo que más me agota de ti, son las noches en las que me pierdo y se me vienen todas las tristezas de golpe y me veo sola, y trato de encontrar mis huellas que desaparecen y trato de reconocerme sin ti a mi lado, porque me gusta más la versión de mi que está contigo que la blanco y negro que soy sola, y como un vicio recaigo en ti para decirte que no se puede volver al sitio que nunca has abandonado.

0 comentarios