Cielo

4/08/2012 05:05:00 p. m.

Mis ojos tocaban el cielo, lo sentían, lo palpaban, pero no lo tenía, no me pertenecía, cada vez que intentaba atraparlo huía, se iba de mis ojos, anochecía y ya no le sentía, lo extrañaba, le llamaba, le cantaba pero no respondía, ni el eco se escuchaba, se asustaba cada vez que intentaba atraparlo, pero es que mis ojos son celosos, no quería que nadie más le mirara, le pintara o le escribiera, era mi cielo, mi azul cristalino, mi espejo, mi reflejo, mi cuaderno donde escribía mis sueños, pero él era libre, él era infinito, aunque siempre lo sentiré mío. 

0 comentarios