Besarle.

6/23/2014 07:53:00 p. m.

Besarle la sonrisa era mi meta cada vez que lo veía ahí, parado como quien se detiene a ver la vida pasar a su al rededor.

Besarle los ojitos opacos, para pulirle las tristezas, para secarle las lagrimitas que llevan cayendo de sus ojos durante tanto tiempo, como tormentas de páramo, como cuando la neblina baja a besar el suelo.

Besarle las mejillas, marcando mis labios en aquellas montañas cubiertas por una densa barba oscura, que mi boca ha de explorar, que mis labios quieren rozar.

Besarle el cuello largo y frío, como un río que comienza en la selva de su barba y termina en el tatuaje de su pecho, llenando su caudal de besos, comiendo su manzana de adán.

Y si me deja, puedo construir mi cabaña en su nuca, cubierta por esos rizos oscuros, donde siempre sería de noche, pero llenaría ese cielo oscuro con besos, creando constelaciones nuevas que explorar y que cada beso sea una estrella y que cada estrella explote al colisionar con un beso perdido, con un rizo que no haya sido besado por mi boca.

Y si mis besos lo atrapan, yo podré vivir ahí, en la magia infinita de su cabello ondeando en el viento, pérdida en su aroma, conociendo cada centímetro de su cuerpo, explorándolo con mi boca.

0 comentarios