Uno de esos días.

19:34

María Luisa estaba teniendo uno de esos días en los que vivir resulta demasiado pesado pero morir da mucho miedo, ya que uno nunca sabe si terminará en el cielo, en el infierno, en la sala de espera del purgatorio o solo te convertirás en comida para gusanos, así no más, sin pena y sin gloria, par de lágrimas por aquí, par de rosas por allá, par sorbos de licor tirados al suelo en su honor y allí quedó la pobre María Luisa, en el eterno olvido, es que no hay salas de esperas para las personas que se olvidan, porque cuando se olvidan de ti, simplemente desapareces en la nada sin dejar registro alguno, para el olvido no existe papelera de reciclaje, para el olvido solo existe la palabra, sin rastro ni migas de pan. Por eso a María Luisa le resultaba menos engorroso vivir un día más en la tierra, así le diera pereza hasta respirar.

Día 6: piensa en tus 5 miedos más profundos y que a tu personaje le pasen al menos 2 de ellos. Máx. una cuartilla.

0 comentarios